Algunas palabras de la Torá y del Evangelio por las cuales algunos imaginaron que significaban que la divinidad absoluta se alojaría en los mundos de la creación a través de un ser humano y la aclaración de su verdad.

El Verbo:

En el libro La divinidad de Cristo, Shenouda III (el Papa de la Ortodoxia), dice:

Capítulo Uno: Su divinidad en términos de su posición en la Santísima Trinidad, es el Logos (el Verbo).

Juan 1, 1: [En el principio existía el Verbo, y el Verbo estaba con Dios, y el Verbo era Dios.], el tema de su divinidad está completamente claro aquí.

Respuesta: he aclarado en este libro[1] que Jesús (a) es un siervo y no una divinidad absoluta. Luego mencionaremos la conclusión de esto con un versículo bien establecido del Evangelio.[2] Por lo tanto, este pasaje y otros no pueden ser interpretados y comprendidos con la carga de que Jesús (a) sea una divinidad absoluta, donde se demuestra que Jesús o Yoshua no puede ser luz en la que no haya oscuridad, sino que luz y oscuridad. Por esta condición suya, él es una creación necesitada y pobre ante la Divinidad Absoluta, Glorificada sea.

Interpretación de este texto:

[En el principio existía el Verbo]: la Divinidad Absoluta, Glorificado sea, no tiene principio como para decir «en el principio». Al contrario, lo que existía en el principio es lo creado. Pues Yoshua (Jesús a.) es una criatura, y este versículo muestra claramente que él es una criatura. Sí, podría decirse: que aquí se refiere a la primera creación o al primer intelecto y podría discutirse esto. ¿Acaso Yoshua (Jesús a.) es el primer Verbo? ¿O es que Yoshua (Jesús a.) fue uno de los verbos de Dios que vinieron después del primer Verbo?

[Y el Verbo estaba con Dios]: la Divinidad Absoluta es una realidad no compuesta. Hablar de su composición o de que necesita de su composición es inválido, pues creer que el significado de «y el Verbo estaba con Dios» es que el Verbo es la misma Dinividad Absoluta, significaría que la Divinidad Absoluta es compuesta. En cuanto a creer[3] que el “Verbo” sea Dios –es decir, que uno sea el otro sin ninguna diferenciación‒ cuando Él es no compuesto, hace de esta declaración una necedad desprovista de toda sabiduría, pues no tiene sentido decir que una cosa está consigo misma.

[Y el Verbo era Dios]: Aquí está el objeto de confusión, y aquí está la comparación en la que Shenouda cayó como lo hicieron antes que él. La realidad, después de haberse aclarado que el Verbo es una criatura y que en sí no puede ser una divinidad absoluta, sólo queda que “Dios” aquí no se refiere a la Divinidad Absoluta, sino a «Dios en la creación», es decir, a la imagen de Dios como fue mencionada en la Torá o Antiguo Testamento, [26 Y dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza], Génesis 1. [Creó, pues, Dios al hombre a imagen suya, a imagen de Dios lo creó] – Génesis 1.

Emmanuel o Dios con nosotros:

[7 por tanto, he aquí, el Señor va a traer sobre ellos las aguas impetuosas y abundantes del Éufrates, es decir, al rey de Asiria con toda su gloria, que se saldrá de todos sus cauces y pasará sobre todas sus riberas. 8 Fluirá con ímpetu en Judá, inundará y seguirá adelante, hasta el cuello llegará, y la extensión de sus alas llenará la anchura de tu tierra, oh Emmanuel. 9 Quebrantaos, pueblos, que seréis destrozados; prestad oído, confines todos de la tierra; ceñíos, que seréis destrozados; ceñíos, que seréis destrozados. 10 Trazad un plan, y será frustrado; proferid una palabra, y no permanecerá, porque Dios está con nosotros.] Torá, Isaías 8. Sí, Dios está con el pueblo creyente, leal al Califa de Dios en todo tiempo.

[22 Todo esto sucedió para que se cumpliera lo que el Señor había hablado por medio del profeta, diciendo: 23 HE AQUI, LA VIRGEN CONCEBIRA Y DARA A LUZ UN HIJO, Y LE PONDRAN POR NOMBRE EMMANUEL, que traducido significa: DIOS CON NOSOTROS.], Mateo 1.

El Califa de Dios en su tierra es el representante de Dios, y si es la mano de Dios y el rostro de Dios entonces es Dios en la creación, pero no es una divinidad absoluta, sino una pobre criatura necesitada, no es luz sin oscuridad, sino luz y oscuridad.

Además, si aceptaran todas las cartas y leyes agregadas al Nuevo Testamento, los eruditos inactivos no podrán probar que un ser humano sea una divinidad absoluta. Sólo siguen el significado que les parece, interpretándolo de acuerdo a sus caprichos, pues se oponen a estas mismas cartas y leyes incuestionables y coherentes que aclaran que Jesús (a) o Yoshua (a) es un siervo creado. Incluso se oponen al Antiguo Testamento en el que creen, a las palabras de todos los profetas anteriores con los cuales invitan a la fe. Ni Jesús (a) (Yoshua) ni los precursores dijeron que él fuera una divinidad, sino que esta es una cuestión nueva que vino cientos de años después, establecida en el Concilio de Nicea en el 325 d.C.[4]

Muchos se opusieron en ese momento, y después de que fuera reconocido en el Concilio de Nicea y hasta el día de hoy hay cristianos que no lo aceptan y no reconocen esta desviación de la creencia.

Dios manifestado en la carne:

Esta es una de las cartas que los eruditos inactivos infieren en su desorientación y afirmación de que la Divinidad Absoluta se manifestó en la carne:

[1 Pablo, apóstol de Cristo Jesús por mandato de Dios nuestro Salvador, y de Cristo Jesús nuestra esperanza, 2 a Timoteo, verdadero hijo en la fe: Gracia, misericordia y paz de parte de Dios Padre y de Cristo Jesús nuestro Señor.] 1 Timoteo 1.

[16 E indiscutiblemente, grande es el misterio de la piedad: Él fue manifestado en la carne, vindicado en el Espíritu, contemplado por ángeles, proclamado entre las naciones, creído en el mundo, recibido arriba en gloria]. 1 Timoteo 3.

En primer lugar: la primera parte de la carta no da a Jesús (a) más que el atributo de señorío, un atributo que no hay problema en dar a un profeta o a un mensajero, pues ellos (a) son señores de la gente y merecen este atributo más que un padre, que se distingue por él y es llamado “señor” por un pariente de su familia.

Pero también: esta parte aclara que el envío es sólo por el mandato de Dios, Glorificado sea, y que Jesús es un funcionario (según el mandato de Dios). Por lo tanto, Jesús (a) es un funcionario y ejerce su función por el mandato de Dios. Esto significa que Dios es más alto, más sabio y más capaz que él, demostrando así, que Jesús (a) necesita de otra persona y que la página de su existencia está afectada por el defecto, de lo contrario no tendría sentido que fuera un funcionario siendo completo y absoluto, pues esto se opone a la sabiduría. ¡¿En qué puede beneficiarse el Completo Absoluto de los demás?!

En cuanto a lo mencionado en esta misma carta en el capítulo 3, se supone ‒después de que comencé con lo que ya hemos visto‒ que la manifestación de Dios en la carne se entienda igual a su aparición en todos los mundos creados, a su manifestación en ellos y a la manifestación de ellos a través de Él, Glorificado sea. Sí, hay una peculiaridad en decir esto aquí; porque significa que Jesús representó «el ascenso de Dios en Seír», es decir que él es la mano de Dios, el rostro de Dios y la imagen de Dios, pero es un siervo creado y no Dios, Glorificado y Altísimo. Hay una gran diferencia entre la realidad y su imagen, tal como la diferencia que hay entre algo y nada.

Dios, como ya he aclarado, se manifestó en los mundos de la creación, apareció en ellos e hizo que ellos aparecieran. Esto no significa que Él se alojara dentro de ellos, o que ellos se convirtieran en una divinidad absoluta, o que algunos de ellos pudieran ser una divinidad absoluta sea cual fuere la grandeza de su luz, porque siguen siendo una creación y siguen siendo luz mezclada con oscuridad. Así que el rango más alto al que puede ascender el ser humano es ser Dios en la creación, {… Casi su aceite alumbra sin que lo toque ningún fuego. Luz sobre luz…}, sura «An-Nur» (La luz), 35. Casi alumbra por sí misma –por eso dudaba Abraham (a) al principio hasta que Dios le hizo conocer la verdad[5]‒ pero nunca alumbra por sí misma.

El hadiz qudsi de Dios, Glorificado y Altísimo: «No me abarca mi Cielo ni mi Tierra, y me abarca el corazón de mi siervo creyente.» Bihar Al-Anwar, vol. 55, pág. 39, significa que él es el rostro de Dios y la mano de Dios como está mencionada en el Corán, {Ciertamente, los que te juran lealtad, ciertamente juran lealtad a Dios. La mano de Dios está sobre sus manos} sura «Al-Fath» (La victoria), 10, {y permanecerá el rostro de tu Señor, Dueño de la gloria y el honor}, sura «Ar-Rahman» (El Misericordioso), 27. Como está claro en los pasajes ya citados de la Torá y el Evangelio.

El Hijo:

En la Torá y el Evangelio: «Mi Padre, vuestro Padre, el Hijo, el Padre, los hijos de Dios».

[… el SEÑOR de los ejércitos dice así: Ellos edificarán, pero yo destruiré. Y los llamarán territorio impío y pueblo contra quien el SEÑOR está indignado para siempre. 5 Vuestros ojos lo verán, y vosotros diréis: Sea engrandecido el SEÑOR más allá de la frontera de Israel. 6 El hijo honra a su padre, y el siervo a su señor. Pues si yo soy padre, ¿dónde está mi honor? Y si yo soy señor, ¿dónde está mi temor? ‒dice el SEÑOR de los ejércitos a vosotros sacerdotes que menospreciáis mi nombre‒. Pero vosotros decís: «¿En qué hemos menospreciado tu nombre?», Malaquías 1.

[21 En aquella misma hora Él se regocijó mucho en el Espíritu Santo, y dijo: Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque ocultaste estas cosas a sabios y a inteligentes, y las revelaste a niños. Sí, Padre, porque así fue de tu agrado. 22 Todas las cosas me han sido entregadas por mi Padre, y nadie sabe quién es el Hijo sino el Padre, ni quién es el Padre sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar. 23 Y volviéndose hacia los discípulos, les dijo aparte: Dichosos los ojos que ven lo que vosotros veis; 24 porque os digo que muchos profetas y reyes desearon ver lo que vosotros veis, y no lo vieron, y oír lo que vosotros oís, y no lo oyeron]. Lucas 10.

[1 Tributad al SEÑOR, oh hijos de Dios, tributad al SEÑOR gloria y poder. 2 Tributad al SEÑOR la gloria debida a su nombre; adorad al SEÑOR en la majestad de la santidad]. Salmos 29.

[1 Y cuando vio las multitudes, subió al monte; y después de sentarse, sus discípulos se acercaron a Él. 2 Y abriendo su boca, les enseñaba, diciendo: 3 Bienaventurados los pobres en espíritu, pues de ellos es el reino de los cielos. 4 Bienaventurados los que lloran, pues ellos serán consolados. 5 Bienaventurados los humildes, pues ellos heredarán la tierra. 6 Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, pues ellos serán saciados. 7 Bienaventurados los misericordiosos, pues ellos recibirán misericordia. 8 Bienaventurados los de limpio corazón, pues ellos verán a Dios. 9 Bienaventurados los que procuran la paz, pues ellos serán llamados hijos de Dios. 10 Bienaventurados aquellos que han sido perseguidos por causa de la justicia, pues de ellos es el reino de los cielos. 11 Bienaventurados seréis cuando os insulten y persigan, y digan todo género de mal contra vosotros falsamente, por causa de mí. 12 Regocijaos y alegraos, porque vuestra recompensa en los cielos es grande, porque así persiguieron a los profetas que fueron antes que vosotros], Mateo 5.

Estas palabras que están en la Torá y el Evangelio, que en algunas partes hacen dudar al que no las entiende y que fueron interpretadas por los eruditos inactivos ‒para sostener la filiación de un ser humano con Dios Glorificado, o para sostener la divinidad absoluta de un ser humano– no se refieren en ningún sentido a que la divinidad de un ser humano sea una divinidad absoluta, sino que estas en su conjunto niegan la filiación real de cualquier ser humano.[6] Si el ser humano de corazón abierto las mira buscando un conocimiento verdadero como Dios, Glorificado y Altísimo, que le ha creado, quiere, verá que Jesús lo alaba a Dios y lo elogia al pronunciar estas palabras. Si el ser humano observa con ojos imparciales sabrá que estas palabras se aplican a todos los profetas, mensajeros y sucesores, que fueron las autoridades de Dios sobre su creación y sus califas en su Tierra, porque cada una de las autoridades de Dios, es el que más conoce a Dios de la gente de su tiempo. Es cierto que él es el que conoce a Dios y nadie más de la gente de su tiempo. Además: es cierto que el único que conoce al Califa de Dios y a la Autoridad de Dios como debe conocerse es Dios, que lo ha creado, [y nadie conoce al Hijo, sino el Padre, ni nadie conoce al Padre, sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar].

Y esto es lo que se encuentra en las palabras del Mensajero de Dios Muhammad (s) a su Sucesor Alí Bin Abi Tálib (a): «Oh Alí, nadie conoce a Dios excepto yo y tú, y nadie me conoce excepto Dios y tú, y nadie te conoce excepto Dios y yo.» Mujtasar Basa’ir Ad-Darayat, pág. 125.

Además: el ser humano debe saber la verdad de que todos los seres creados son hijos de Dios, Glorificado y Altísimo, pues Él tiene misericordia de ellos como un padre con sus hijos. Incluso Él es más misericordioso con la creación que una madre con su único hijo. Desde luego que los profetas, los sucesores y los patronos (a) sinceros, son los que Dios, Glorificado sea, más ama de la creación. En este sentido, son los primeros en que Dios, Glorificado y Altísimo, sea un padre para ellos, porque lo obedecieron y no lo desobedecieron, Glorificado sea, tal como un hijo virtuoso que obedece y es bueno con su padre. Así que es cierto que, en este sentido, son hijos de Dios. No son una divinidad absoluta, sino siervos honrados; porque son agradecidos. {Y han dicho: «Ha tomado, el Misericordioso, un hijo». Glorificado sea. Más bien son siervos honrados}, sura «Al-Anbiyaa» (Los profetas), 26. {Si hubiera querido Dios tomar un hijo, hubiera elegido de lo que Él crea, lo que quisiera. Glorificado sea. El es Dios, el Uno, el Conquistador}, sura «Az-Zumar» (Las tropas), 4.

El Corán ya ha aclarado de ellos (a) que {Casi su aceite alumbra sin que lo toque ningún fuego. Luz sobre luz}, sura «An-Nur» (La luz), 3. Es decir que ellos son Dios en la creación, o sea, una manifestación de Dios y una imagen de Dios, como está en la narración de ellos (a): «Ciertamente, Dios creó a Adán a su imagen.», Al-Kafi, vol. 1, pág. 134, At-Tauhid de As-Saduq, pág. 103.

[Y dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza], Génesis 1. Ellos no son Dios, Glorificado y Altísimo. Por lo tanto, mirarlos es mirar a Dios y observarlos es observar a Dios. Y en el Evangelio: [8 Bienaventurados los de limpio corazón, pues ellos verán a Dios. 9 Bienaventurados los que procuran la paz, pues ellos serán llamados hijos de Dios].

En el Corán se encuentran las mismas palabras, {Rostros, ese día, radiantes ۝ a su Señor, observando}, sura 75, Al-Qiyama (La Resurrección), 22-23. De Abi As-Salt Al-Harawi, del Imam Ar-Reda (a), que dijo: «El Profeta (s) dijo: “Quien me haya visitado durante mi vida o después de mi muerte ha visitado a Dios Altísimo”. El rango del Profeta en el Paraíso es el rango más alto. Quien lo haya visitado en su rango del Paraíso desde su casa ha visitado a Dios, Bendito y Altísimo.”» Dijo: «le dije: “Oh, hijo del Mensajero de Dios (s), ¿cuál es el significado de la historia que narra: ‘la recompensa de no hay dios sino Dios es mirar el rostro de Dios Altísimo’?” Dijo (s): “Oh, Aba As-Salt, quien describa a Dios Altísimo con un rostro como cualquier de los rostros comete incredulidad, pero el rostro de Dios Altísimo son sus profetas, mensajeros y autoridades, las bendiciones de Dios sean con ellos. Ellos son aquellos a través de los cuales uno se dirige a Dios Exaltado y Majestuoso, a su religión y a su ciencia. Dios Altísimo, dijo: {Todo quien esté sobre ella ha de perecer ۝ y permanecerá el rostro de tu Señor, Dueño de la gloria y el honor}, y dijo el Poderoso y Glorioso: {Todas las cosas están muertas excepto su rostro}, sura «Al-Qasas» (El relato), 88. Uyun Ajbar Ar-Reda, vol. 2, pág. 106.

Dijo el Altísimo: {Di: «Si tuviera, el Misericordioso, un hijo, yo sería el primero de los siervos»}, sura «Az-Zujruf» (Los ornamentos), 81.

{Di: «Si tuviera, el Misericordioso, un hijo, yo sería el primero de los siervos»}: es decir, Muhammad (s) es el más cercano a Dios, Glorificado sea, la primera criatura creada por Dios, Glorificado y Altísimo, y el primero que adoró a Dios, Glorificado y Altísimo. Entonces, si Dios, Glorificado y Altísimo, hubiera engendrado un hijo (y Dios está muy por encima de ello) éste habría sido Muhammad (s); porque dicen que lo primero que emanó de Él, Glorificado y Altísimo, fue el Hijo o el Verbo, y Muhammad (s) dijo «soy el más cercano de la creación a Dios, Glorificado y Altísimo». No dijo «soy un hijo que se ha separado de Dios, Glorificado y Altísimo» ni dijo «soy una divinidad absoluta», sino que dijo «soy un siervo de Dios y el hijo de un siervo de Dios», {Y han dicho: «Ha tomado, el Misericordioso, un hijo». Glorificado sea. Más bien son siervos honrados}, sura «Al-Anbiyaa» (Los profetas), 26.

Aquellos que busquen la verdad deben indagar cuidadosamente y con sinceridad en la búsqueda por llegar a la realidad y salvarse de la ira de Dios, Glorificado y Altísimo sea. {Y han dicho: «Ha tomado, el Misericordioso, un hijo» ۝ Ciertamente, habéis venido con una cosa atroz ۝ Casi los Cielos se hienden por ello, y se abre la Tierra, y se derrumban las montañas ۝ que han invocado, al Misericordioso, un hijo ۝ Y no conviene al Misericordioso tomar un hijo}, sura «Mariam» (María), 88-92.

Las palabras del sayed Ahmed Alhasan terminan y estos son algunos pasajes del Libro del Monoteísmo titulados: “Pasajes de la Torá y del Evangelio que demuestran que Dios es Uno, Único y no compuesto”, que cito para completar el beneficio:

Dice (a): «Estos pasajes son claros, explícitos y obvios. No tiene sentido interpretarlos para que coincidan con los pasajes que hicieron dudar a los eruditos inactivos de su significado, pues ellos extraviaron a la creación de Dios al interpretarlos, por sus deseos, de manera equivocada.

  1. Algunos pasajes en la Torá (Antiguo Testamento):

[Por tanto, reconoce hoy y reflexiona en tu corazón, que el SEÑOR es Dios arriba en los cielos y abajo en la tierra; no hay otro], Deuteronomio 4:39. [Escucha, oh Israel, el SEÑOR es nuestro Dios, el SEÑOR uno es], Deuteronomio 6:4. [Yo, yo soy el Señor, y fuera de mí no hay dios], Deuteronomio 32:39. [Yo soy el primero y yo soy el último, y fuera de mí no hay Dios], Isaías 44:6. [Yo, el SEÑOR, creador de todo, que extiendo los cielos yo solo y afirmo la tierra sin ayuda], Isaías 44:24. [¿No soy yo, el SEÑOR? No hay más Dios que yo, un Dios justo y salvador; no hay ninguno fuera de mí], Isaías 45:21. [¿No nos ha creado un mismo Dios?], Malaquías 2:10. [Yo soy el Señor tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto, de la casa de servidumbre. No tendrás otros dioses delante de mí], Éxodo 20:2-3.

  1. Algunos pasajes del Evangelio (Nuevo Testamento):

[Con verdad has dicho que ÉL ES UNO, Y NO HAY OTRO ADEMAS DE ÉL], Marcos 12:32. [y no buscáis la gloria que viene del Dios único?], Juan 5:44.

Pasajes de las cartas adjuntas al Evangelio:

[Porque en verdad Dios es uno Romanos], 3:30. [y que no hay sino un solo Dios], 1 Corintios 8:4. [pero Dios es uno], Gálatas 3:20. [Porque hay un solo Dios], 1 Timoteo 2:5. [Tú crees que Dios es uno. Haces bien], Santiago 2:19.

[1] Se refiere al Libro del Monoteísmo, (comentador).

[2] [Por lo que se refiere a ese Día y cuándo vendrá, no lo sabe nadie, ni los ángeles en el Cielo, ni el Hijo, sino solamente el Padre], Marcos 13, 32.

[3] De hecho, no creen en esto, más bien creen en la diferenciación, pero por la cantidad de su confusión, sus declaraciones y desacuerdos en intentar de corregir el desequilibrio en su creencia de la divinidad, tuve que responder a lo que dijeron y a lo que pudieran decir.

[4] [La celebración del Concilio contó con la presencia del emperador Constantino I y el Concilio de Nicea comenzó sus sesiones el 20 de mayo del 325 d.C. El Concilio se celebró por instrucciones del emperador Constantino I para estudiar las diferencias entre Arrio y sus seguidores por un lado y la Iglesia de Alejandría representada por Alejandro I (Papa de Alejandría) y sus seguidores por otro lado, sobre la naturaleza de Jesús, acaso fuera de la misma naturaleza del Señor o de la naturaleza de ser humano. Arrio negaba la divinidad de Jesús, creía que hubo un tiempo en el cual Jesús no existía, aunque consideraba que tenía una posición elevada entre las criaturas de Dios y sus obras, como consideraba que el Espíritu Santo era obra de Dios también. Mientras que Alejandro I (Papa de Alejandría) afirmaba que la naturaleza de Cristo era la misma naturaleza de Dios y la opinión de Alejandro I (Papa de Alejandría) prevaleció por la votación que hubo bajo la autoridad del emperador Constantino que era partidario del Papa de Alejandría, Arrio y dos de los sacerdotes se negaron insistentemente a firmar, y luego fueron exilados a Ilírico (actualmente los Balcanes). Los libros de Arrio fueron quemados, su doctrina fue llamada la “Herejía de Arrio” y sus seguidores fueron estigmatizados hasta hoy con el título de “enemigos del cristianismo”.

El Concilio de Nicea dio lugar a la primera forma de la ley de creencia en la divinidad de Cristo como divinidad absoluta. La relación de la Iglesia con el poder comenzó a formarse después de que fuera una entidad religiosa. Después de tres siglos de desarrollo del pensamiento eclesiástico, de mezclarse con ideas y religiones de todas las direcciones, incluyendo al paganismo romano, la antigua religión de Constantino, la Iglesia, apoyada por el emperador romano, se convirtió en la referencia y en la autoridad para determinar quién entra al ámbito de la fe y quién no.

Por supuesto que estas palabras son casi idénticas a todo lo que se ha dicho sobre el comportamiento de la Iglesia y la historia de este concilio, así que no creo que un investigador ecuánime ignore que Constantino apoyaba a Alejandro y estableció su creencia pagana dentro del cristianismo después de que la mitad de los sacerdotes cristianos que apoyaban a Arrio temieron la brutalidad de Constantino echándose atrás. Quien no sepa quién fue Constantino, cuán poderoso y despiadado era con quien disintiera con él, que asesinaba a los más cercanos a él, debe revisar la historia de este déspota que difundió el cristianismo desviado en Europa, que no titubeó en asesinar a sus propios congéneres y a los más cercanos a él por diferencias. Sin embargo, los sacerdotes de hoy hacen la vista gorda a la historia sangrienta de Constantino y lo retratan como a un cordero manso que convocó el Concilio y dio libertad a todos los que estuvieron de acuerdo con él o en desacuerdo con él, a pesar de la deportación y la persecución a Arrio y de la prohibición de su doctrina después del Concilio, lo cual es suficiente para identificar el objetivo y el propósito de este concilio, que era eliminar a Arrio y la creencia de que Cristo es sólo una criatura, para difundir la creencia pagana de que Cristo sea Dios.

Y esto fue lo que se estableció en el Concilio de Nicea:

Traducción del texto griego:

«Creemos en un Dios Único, Padre Todopoderoso, Hacedor de todas las cosas visibles e invisibles, y en un Señor Único Jesucristo, hijo de Dios, engendrado por el Padre Único, es decir, de la esencia del Padre [ek tes ousias], Dios de Dios, luz de luz, Dios verdadero de Dios verdadero, engendrado no creado, igual al Padre en esencia [homoousion to patri], el cual por nosotros seres humanos y por nuestra salvación descendió, y se encarnó, y se hizo hombre, sufrió y se levantó al tercer día, a través de él todas las cosas se encuentran, así como en el Cielo y así como en la Tierra [y] ascendió a los Cielos, vendrá a juzgar a los vivos y a los muertos y con el Espíritu Santo. En cuanto a los que dicen: “Hubo un tiempo en el que ‘el Verbo’ no existía”, o: “antes de ser engendrado no existía”; o que Él fue hecho de la nada [ex ouk onton] o que dicen que la entidad hijo de Dios es otra persona u otra esencia o “¡que ha sido ‘creado’!” o que es mutable o que está sujeto a cambio, a esos la Iglesia Universal los anatematiza.»

Todos los obispos presentes firmaron esta ley de fe excepto dos de ellos –y quizás más–además por supuesto de Arrio y su grupo.

El Papa de la Iglesia Ortodoxa de Egipto, Shenouda III, en su libro La naturaleza de Cristo dice: “Arrio negaba la divinidad de Cristo y veía que era menos que el Padre en esencia, y que era una criatura. Las raíces del arrianismo todavía existen hoy en día. Incluso después de haber sido condenadas por el Concilio Ecuménico de Nicea en el año 325 d.C., tras el cual, Arrio y los arrianos siguieron siendo causa de fatiga, discordia y duda para la Santa Iglesia.”

Y por supuesto, Shenouda III aquí desacredita a los Testigos de Jehová, la doctrina cristiana que comenzó a propagarse ampliamente en el mundo cristiano, especialmente en Occidente. Los Testigos de Jehová no reconocen muchas de las desviaciones de la Iglesia tales como la Trinidad o que el Verbo sea Dios y otras innovaciones. Esto muestra que hablar de la divinidad de Cristo es una herejía establecida en el Concilio de Nicea, donde la mitad de los presentes apoyaban a Arrio o eran neutrales, y que la creencia de que Jesús (Yoshua) era simplemente una criatura era la difundida y prevalente en la época de Arrio. Esta es una cuestión que los sacerdotes reconocen en sus libros hasta el día de hoy:

En la Investigación del Concilio Ecuménico Cristiano ‒ del Obispo Bishoy: (… 4- El Concilio de Nicea: 1. Circunstancias de su convocatoria… B. El motivo directo de la celebración del concilio, fue la herejía de Arrio, porque el imperio estaba casi dividido por esa herejía…

El Concilio Ecuménico fue convocado por orden del Rey Constantino por temor a la fuerte división que ocurrió en el imperio debido a la herejía de Arrio. Se llevó a cabo en el año 325 d.C. en Nicea, con 318 obispos, como lo mencionó San Atanasio de Alejandría, testigo ocular y miembro del Concilio. Mencionó inicialmente que 16 obispos apoyaban a Arrio, que 22 obispos apoyaban al Papa Alejandro y que el resto aún no determinaba su postura. Al final del Concilio, sólo dos obispos seguían apoyando a Arrio, a saber, Secundus y Theonas, que se negaron a firmar la fe del Concilio junto con los sacerdotes que se unían a ellos dos, y en los días de San Epifanio, las firmas de los 318 presentes en Nicea todavía estaban. Esto fue gracias a la explicación de fe de San Atanasio y su respuesta a las fabricaciones de Arrio, y en esto vemos la grandeza de la defensa alejandrina en el Concilio. No fue fácil llegar a la decisión del Concilio, fue un esfuerzo tremendo…

5- Concilio de Nicea: 2. Arrio y sus herejes…

Hubo un tiempo en que casi todo el mundo se habría convertido al arrianismo si no hubiera sido por Atanasio. En un momento dado, el emperador destituyó al Papa romano y nombró a otro para firmar la ley de fe arriana, y cuando el Papa regresó del encarcelamiento a su trono, firmó la ley de fe arriana que previamente se había negado a firmar. Esta es la etapa en la que sólo Atanasio y sus obispos en Egipto siguen firmes en la fe correcta. Por eso no es extraño que Isaías, el Profeta, haya dicho: “Benditos sean mi pueblo de Egipto…” Isaías 19, 25. Pero en muchas otras épocas, el trono de Roma apoyó al Papa alejandrino, como los papas contemporáneos del Papa Atanasio que lo apoyaron.

El cristianismo se derrumbó en todo el mundo y fue sometido a la tiranía arriana. Sólo quedó el trono de Alejandría, representado por el Papa alejandrino exiliado y sus sacerdotes egipcios. Nosotros debemos seguir las huellas dejadas por los pasos de nuestros padres…] Los Concilios Ecuménicos Cristianos, “Los Concilios Ecuménicos y las Herejías”, Obispo Bishoy.

[5] Lea los detalles en el libro Alegorías.

[6] Que algunos llamen “hijos de Dios” a un grupo ¿los convierte en verdaderos hijos de Dios o en dioses sobre la base de quienes consideran que la mención de Jesús en el Evangelio como hijo de Dios demuestra su divinidad y una verdadera filiación con Dios? Dios está por encima de ello.


Extracto del Libro El decimotercer discípulo de Ahmed Alhasan (a)

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s