Uno de los que estaban buscando La Verdad pidió ayuda a algunos de los Ansar, y dudábamos al ayudarle, por ninguna otra razón más que por el temor a que pudiera tener un propósito específico como la gente de la falsedad acostumbra a hacer con la verdad y su gente. Entonces le transmití eso al Siervo Virtuoso (as) y él dijo:

“En cualquier caso, no habéis hecho sino el bien, y el hecho que él mienta o diga la verdad no os perjudicaría en nada, es más, si él no hubiera sido sincero pues no se perjudicaría más que a sí mismo, y la mayor que perderías sería algo de dinero, pero él perdería su honor si no fuera sincero.

Siempre tratad a las personas según lo que se ve de ellos, porque Allah no ha ordenado ni a los Profetas tratar a las personas según el interior de ellos. Así pues, quien pida ayuda y diga que está en problemas o peligro así como dice, le ayudamos ya sea sincero o no.

Entonces (as) preguntó otra vez por él y dijo:

“El Comandante de los Creyentes (as) dijo: “Si el que pide estuviera en la Verdad aquél al que se le pide sería destruido.” Así pues tratad a las personas según su apariencia, y Allah es Quien juzga a los hombres el Día de la Resurrección. ¡Por Allah! Es preferible para mí que se diga de mí miles y miles de veces que yo no sé, que soy un ignorante, o que alguien me engaña con dos palabras, que encontrarme con Allah el Día de la Resurrección habiendo sido injusto con uno de Sus siervos.”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s