Dijo el Altísimo: {Y así te hemos inspirado un espíritu de nuestra orden. No estabas enterado de lo que es el libro ni la fe, pero hicimos de él una luz con la que guiamos a quien queramos de nuestros siervos. Y ciertamente, tú guías hacia un camino recto * El camino de Dios, aquél que tiene lo que hay en los Cielos y lo que hay en la Tierra. ¿No es a Dios que vuelven los asuntos?}[1]

Es la verdad o el camino que Dios Glorificado sea, quiere que sus siervos tomen, o el camino al Viviente Eterno, Glorificado sea, y en otras palabras son las creencias y las disposiciones correctas de la sharía de Él, Glorificado sea, que se llega a siervos por medio de sus Profetas, sus Mensajeros y Sus Sucesores (a), y el racional debe buscar la verdad para apartar su alma del castigo y buscar refugio en su Señor, andando por el camino recto, pues la satisfacción en esta vida física y la abstracción en ella son peor que la muerte, es más, se parecen a la nada, de hecho, son el Infierno, dijo el Altísimo: {Te piden que apresures el castigo, y ciertamente, el Infierno rodea a los infieles},[2] así como conocer la verdad y caminar por ella, sobre ella y hacia ella es la vida verdadera; porque en su final está la conexión con el mundo del intelecto y el regreso a la vida que no muere, y esta meta está por encima del Paraíso, dijo el Altísimo: {Y ha prometido Dios a los creyentes y a las creyentes un paraíso, corren desde debajo de él, ríos, permanentes en él, y moradas buenas en el paraíso de Edén, y una complacencia de Dios es mayor que eso, ese es el triunfo inmenso}.[3]

Dijo el Altísimo: {Y no sabe un alma lo que se les esconde de consuelo al ojo como recompensa de lo que hacían},[4] así que el racional no pierde su oportunidad de caminar sobre este camino, pues si llega, es por la misericordia de Dios, y si no, pues fluctúa en los paraísos por el favor de Dios y por la bendición de responder al llamado del Viviente que no muere: “acude”.[5]

Dijo el Altísimo: {Él es el que os ha creado de polvo, luego de una gota, luego de algo colgante, luego os hizo salir como niños, luego os hizo alcanzar vuestra madurez, luego hubísteis de ser ancianos, y de vosotros hay quien parte desde antes, y alcancéis un término designado, y quizás razonéis},[6] es decir que Dios os creó con la esperanza de que alcancéis el mundo del intelecto como lo alcanzaron los Profetas y los Imames (a), es más, lo que se espera, es la llegada al grado más alto de este mundo, que es el grado de tocar el mundo de la divinidad o el grado de la distancia de dos arcos o menos. Y el dueño de esta posición alabada es aquél para quien fue creada la existencia (Muhammad (s) y Alí, su alma). Aunque elegí la brevedad y la indicación, no hay problema en aclarar un poco, quizás Dios me otorgue una súplica de quien lea estas palabras.

Sabed vosotros, queridos creyentes, que lo primero creado fue el intelecto, que es el primer mundo espiritual y es un mundo holístico, las cosas existentes dentro de él están inmersas unas en otras y no son incongruentes entre ellas. Y su gente tiene grados, siendo el más alto de ellos el de tocar el mundo de la divinidad, Glorificado sea, que es el grado particular de Muhammad y Alí (a).

Pues Muhammad (s) {Luego se acercó hasta humillarse * así estuvo a una distancia de dos arcos o más cerca}[7] y de Alí (a), su alma, dijo el Altísimo: {y nuestras almas y vuestra almas},[8] y Alí es tocado por la personalidad de Dios como fue narrado de él (s),[9] y por debajo de ellos dos hay grados, así ambos (con ambos sea la paz) rodean y conocen a cada quien debajo de ellos dos, y quien está debajo de ellos dos aprende de ellos dos con la capacidad de su grado y nadie conoce a los dos completamente excepto el que les creó, así como nadie conoce completamente a Dios excepto ellos dos con el conocimiento posible del hombre.

Y fue narrado del dueño de la posición alabada (s) lo que significa: “Oh Alí, sólo yo y tú conocemos a Dios, y solo Dios y tú me conocen, y solo Dios y yo te conocemos”.[10]

En cuanto al segundo mundo, pues el mundo de los Reinos, y es un mundo ideal y de imagen, y es el mundo de las almas, parecido al que ve el que duerme. Y es así, que el que duerme está desatento de su existencia física y atiende a su existencia en los Reinos, y podéis llamarla “ideal” o “del alma”.

En cuanto al tercer mundo, pues es el mundo físico, y es un mundo que se parece a la nada, no tiene parte de la existencia excepto en su capacidad de existir, y es el último de los grados de descenso. Y si la imagen se derrama sobre la materia se forma el cuerpo, y éste es el primero de los grados de ascensión o regreso, luego los cuerpos se dividen según sus grados de existencia en cuerpos inertes, plantas, animales y hombre, y el hombre, o bien se eleva y regresa a su principio Glorificado sea, extendiéndose en el mundo del intelecto cerca del Viviente que no muere, o bien degrada su alma y da la espalda a su Señor, y no ve sino la materia que apenas percibe o con la cual no alcanza de la ciencia sino una elaboración de la imagen ideal de ella, volviéndose como el ganado, es más, más extraviado del camino; porque fue creado para aceptar y dio la espalda, y fue creado para usar el intelecto y se rehusó excepto a la ignorancia, y fue creado para vivir y se rehusó excepto a la muerte.

Dijo Abu Abdullah (a): “Dios Poderoso y Glorioso creó al intelecto, que es la primera creación de las espirituales, a la derecha del trono, de su luz, y dijo “retírate” y se retiró, luego dijo “acude” y acudió. Entonces dijo Dios, Bendito y Altísimo, “te he hecho una gran creación, y te he favorecido sobre toda mi creación.” Dijo: “Luego creó a la ignorancia del mar salobre oscurecido, y le dijo “retírate” y se retiró, luego le dijo “acude” y no acudió, entonces le dijo “te has ensoberbecido” y la maldijo…”[11]

En cuanto al intelecto, todo el intelecto pues es Muhammad (s) y su Sucesor, Alí (a); porque él es su alma, como está en el versículo “y nuestras almas y vuestras almas”.[12] Y en cuanto a la ignorancia, toda la ignorancia pues es el segundo, el principio de la soberbia, y es al que extravió Iblís y lo arrojó al abismo. Dijo Iblís (maldígale Dios): {Señor, por lo que me has descarriado},[13] es decir, por aquello con lo que me has descarriado, o lo indefinido que ha causado mi descarrío, y en el versículo es lo indefinido descripto; porque es de oscuridad, no tiene identidad, y está el “lo que”, que se utiliza para “seres irracionales”; porque no tiene intelecto.

Por consiguiente, de los hijos de Adán (a), el que se elevó por el servicio y la perfección moral, hasta alcanzar la distancia de dos arcos o más cerca, pues el maestro espiritual de los ángeles cercanos, y es el hombre completo, es decir, Muhammad (s), así como Adán (a) enseñó a los ángeles lo que ellos no sabían, dijo el Comandante de los Creyentes: “El hombre fue creado con un alma verbal, si se purifica con la ciencia y la acción, pues ya se parece a las primeras joyas originales, y si endereza su temperamento y difiere con lo que se opone pues ya es socio de las siete intensas”.[14]

Y de los hijos de Adán es quien se arrojó en el abismo, así nada sobre un mar salobre de oscuridades unas sobre otras, si saca su mano apenas la ve, hasta convertirse en oscuridad sin luz, y en ignorancia sin intelecto, y desasosiego sin estabilidad, y miedo sin tranquilidad, sin sosiego que descienda sobre él, sin esperar la misericordia de Dios y desesperando del espíritu de Dios aún cuando Iblís (maldígale Dios), si llega la Resurrección, espera la misericordia de Dios como está mencionado en el hadiz, dijo el Altísimo: {Y cuando les agració el demonio sus acciones y dijo: no habrá vencedor contra vosotros hoy entre los hombres, y seré un vecino para vosotros. Así pues, cuando hubieron visto las dos formaciones dio media vuelta sobre sus talones y dijo: estoy libre de vosotros, veo lo que no veis, temo a Dios y Dios es severo en el castigo}.[15]

Y esos inspiran a los demonios de los genios a adornar las palabras insidiosas y soberbias por ellos mismos, así pues, los demonios de los genios toman de los demonios de los hombres y de ellos aprenden, dijo el Altísimo: {Y así pusimos para cada profeta un enemigo, demonios de los hombres y los genios, que se inspiran unos a otros, adornadas palabras de falsa ilusión, y si quisiera tu Señor, no lo harían, así que déjalos y lo que inventan}.[16]

Y dijo Al-Haruri:

    Y fui un muchacho de los soldados de Iblís y ascendí,

    por mí en la orden, hasta que Iblís pasó a ser de mis soldados

    así pues si muere antes que yo, he de ser más bueno después de él

    con métodos de depravación que él no vería bien después de mí.[17]

Y queda algo… para el que pueda preguntar, según los infieles, ¡¿no es intelecto con lo que ellos inventan aviones y dispositivos de comunicación sofisticados?! Y la respuesta: se le preguntó a Abu Abdullah (a) sobre lo que había junto a Mu’awiya y dijo (a): “Esa desgracia es demoníaca, se parece al intelecto pero no es intelecto“.[18] Así que todo hombre tiene parte en el mundo de los Reinos, y su parte es su alma, es una imagen ideal y una sombra del intelecto, y esta sombra es una fuerza de realización o verbal plantada en los paraísos. Y los animales sin habla lo tienen en común con nosotros pero el reflejo del hombre es más puro, pues el brillo del intelecto sobre su alma es más esplendoroso y claro, así pues, su parte de esta sombra es mayor. Y quien siga el mundo animal sabrá que algunos animales pueden inventar algunas herramientas, como fue mencionado por algunos biólogos. Y como ejemplo están las nutrias que construyen represas para elevar el nivel del agua, así que el hombre no tiene preferencia sobre los animales excepto en que él contempla dentro de esta sombra para ver la realidad y el intelecto, y caminar hacia ella para completar con el servicio, el agradecimiento y la moral admirable, y si no se conforma con esta sombra pues es como el ganado, es decir, como los animales sin habla, y si degrada su alma con una moral aborrecible más se extravía del camino.[19]

Y la alabanza a Dios solamente, y no nos ha llegado de la ciencia sino un poco, Señor mío, hazme entrar a mí, a los creyentes y a las creyentes en tu misericordia, Tú eres mi Guardián en este mundo y en la otra vida, y una bendición de Protector y una bendición de Auxiliar.

[1] Sagrado Corán – Sura “Ash-Shura” (La consulta): 52-53.

[2] Sagrado Corán – Sura “Al-’Ankabut” (La araña): 45.

[3] Sagrado Corán – Sura “At-Tauba” (El arrepentimiento): 72.

[4] Sagrado Corán – Sura “As-Saÿda” (La postración): 17.

[5] Indica (a) con estas palabras lo que fue narrado de la Gente de la Casa (a), lo ya narrado por el Sheij Al-Kulaini en su cadena: de Abu Ÿa’far (a) que dijo: “Cuando Dios creó el intelecto le inquirió luego diciéndole: “acude” y él acudió, luego le dijo: “retírate”, y él se retiró. Luego dijo: por mi poder y mi gloria, que no he creado una creación que sea más amada por mí que tú, y no te he completado sino en quien amo. En cuanto a mí, solo por ti ordeno, solo por ti advierto, solo por ti castigo y solo por ti premio) Al-Kafi: vol. 1, pág. 10. Y el afortunado es el que cumple con el llamado de Dios Poderoso y Glorioso, y acude cuando Él, el Altísimo, ordena acudir.

[6] Sagrado Corán – Sura “Gafir” (Perdonador): 67.

[7] Sagrado Corán – Sura “An-Naÿn” (La estrella): 7-8.

[8] Sagrado Corán – Sura “Aal Imran” (La familia de Imrán): 61.

[9] Munaqib Ibn Shahr Ashub: vol. 3, pág. 31, Al-Mu’ÿam Al-Ausat de At-Tibrisi, vol. 9, pág. 136, Kunz Al-Umal: vol. 11, pág. 621, Bihar Al-Anwar: vol. 39, pág. 313.

[10] Mujtasar Basa’ir Daraÿat: pág. 125, Musu’a del Imam Alí (a) en el libro y la sunna: vol. 8, pág. 185, Mashariq Anwar Al-Yaqin: pág. 172.

[11] Al-Kafi: vol. 1, pág. 61, Al-Jisal As-Saduq: pág. 589, Tahf Al’Aqul: pág. 101, Bihar Al-Anwar: vol. 75, pág. 316.

[12] Se refiere (a) a lo que dijo el Altísimo: “Así pues, quien te argumente sobre ello después de lo que ha venido a ti de la ciencia, pues di: venid, llamemos a nuestros hijos y a vuestros hijos, y a nuestras mujeres y a vuestras mujeres, y a nosotros mismos y a vosotros mismos, luego imprequemos pues, invocando la maldición de Dios para los mentirosos” – Sagrado Corán – Sura “Aal Imran” (La familia de Imrán): 61, y el alma del Mensajero de Dios (s) es Alí Bin Abi Talib (a), y los hijos de ambos son Hasan y Husein (con ambos sea la paz), y las mujeres son Fátima (con ella sea la paz), ver la causa de que este versículo esté en la interpretación de Maÿmu’a Al-Bayan: vol. 2, pág. 309 y otros.

[13] Dijo el Altísimo: “Dijo: Señor mío, por lo que me has descarriado les agraciaré el mal en la Tierra y les tentaré en conjunto} – Sagrado Corán – Sura “Al-Hiÿr” (El tracto rocoso): 39.

[14] Munaqib Aal Abu Talib: vol. 1, pág. 327, ‘Uyun Al-Hakam Wal-Mawa’id: pág. 301, Bihar Al-Anwar: vol. 2, pág. 163, Mizan Al-Hikma: vol. 1, pág. 223.

[15] Sagrado Corán – Sura “Al-Anfal” (Los botines): 48.

[16] Sagrado Corán – Sura “Al-An’am” (Los ganados): 112.

[17] Bihar Al-Anwar: vol. 1, pág. 11, Ma’ani Al-Ajbar: pág. 240, Al-Wasa’il: vol. 15, pág. 206.

[18] Al-Kafi: vol. 1, pág. 11, Ma’ani Al-Ajbar: pág. 240, Al-Wasa’il: vol. 15, pág. 206.

[19] Se refiere (a) a lo que dijo el Altísimo: “¿O cuentas con que la mayoría de ellos escuchan o razonan? No son sino como el ganado. Es más, están más extraviados del camino” – Sagrado Corán – Sura “Al-Furqan” (El criterio): 44.


Extracto del libro “El Becerro” del Imam Ahmed Alhasan (a)

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s