La lucha

Dijo el Altísimo: {Se ha dado permiso, a los que se ha combatido, por haber sido oprimidos. Y ciertamente, Dios es ayudante de ellos, Él es capaz * A los que han sido expulsados de sus hogares sin derecho, solo porque dicen: «Nuestro Señor es Dios». Y si no hubiera sido por el rechazo de … Sigue leyendo La lucha

El disimulo

Todos nosotros practicamos el disimulo en nuestra vida a diario, pues el ser humano tiene la cualidad innata de apartarse del daño material, incluso el animal silencioso. Pero necesitamos racionar esta naturaleza conforme a la legislación islámica, pues el disimulo en el islam es uno de los actos de adoración más importantes al que los … Sigue leyendo El disimulo

La paciencia

{Oh, hijito mío, establece el azalá, y ordena lo reconocido, y desaconseja lo reprobable, y sé paciente con lo que te toca. Ciertamente esto es determinación en los asuntos * Y no tuerzas tu mejilla a los hombres, y no camines en la tierra petulante. Ciertamente, Dios no ama a ningún presuntuoso, orgulloso * Y … Sigue leyendo La paciencia

El ayuno

Este acto de adoración infunde en el alma la preocupación por la situación de los musulmanes pobres además de la devoción a Dios. Así que no paséis el día de vuestro ayuno pensando en el desayuno o qué comida comeréis. Así que, cuando sientas hambre y estés ayunando recuerda cuántos musulmanes pasan la mayoría de … Sigue leyendo El ayuno

El quinto y el azaque

Se narró en muchas informes que el que se opone al azaque es un infiel.[1] Al-Baqir (a) dijo: «Lo más duro en lo que estarán los hombres el Día de la Resurrección será cuando se levante el dueño del quinto (jums) y diga: “Oh Señor mío, ¡mi quinto!”».[2] Y el Imam del Tiempo, que Dios … Sigue leyendo El quinto y el azaque

Ordenar lo reconocido y desaconsejar lo reprobable:

Es una de las obligaciones más importantes con la que la sociedad islámica se levanta en conjunto. Pues el estudiante de teología o de medicina, el granjero, el ingeniero y cada individuo de la sociedad islámica es responsable de ordenar lo reconocido y desaconsejar lo reprobable. El Mensajero de Dios (a) ya ha advertido a … Sigue leyendo Ordenar lo reconocido y desaconsejar lo reprobable:

La súplica

Dijo el Altísimo: {Di: «No os presta atención mi Señor si no está vuestra súplica»}.[1] Y dijo el Altísimo: {Y dijo vuestro Señor: «Suplicadme que yo os responderé. Ciertamente, los que se ensoberbezcan por sobre la adoración a mí entrarán al Infierno despreciados»}.[2] Tenéis que suplicar en la facilidad y en la dificultad, en cada … Sigue leyendo La súplica

El azalá

Es la columna de la religión. Es el viaje celestial del creyente y su distinción. Si es aceptado, todo lo demás es aceptado. Si es rechazado, todo lo demás es rechazado. Con él, los espíritus se purifican de la impureza, tal como los cuerpos se purifican de la suciedad con agua. Del Mensajero de Dios … Sigue leyendo El azalá

El yermo o el camino a Dios

Dedicatoria Al honorable profeta, líder militar sin igual y sucesor de Moisés hijo de Imrán (a), que condujo a los hijos de Israel para salir del yermo hasta uno de los dos hombres que Dios agració; pues el Altísimo dijo: {Dos varones de los que temían dijeron a los que había agraciado Dios: «Entrad contra … Sigue leyendo El yermo o el camino a Dios

El yermo de la nación islámica

Los musulmanes han perdido el camino después de la partida del Mensajero de Dios, Muhammad hijo de Abdulá (s), cuando Abu Bakr y un grupo de hipócritas brincaron al poder y usurparon el califato del Mensajero de Dios (s), y la mayoría de los compañeros fallaron en dar apoyo al Sucesor del Mensajero de Dios … Sigue leyendo El yermo de la nación islámica

El yermo de los hijos de Israel

Los hijos de Israel estuvieron cuarenta años perdidos en el Sinaí después de salir de Egipto con Moisés y Aarón (con ambos sea la paz). Este yermo fue un castigo por rebelarse contra Moisés (a) y contra el mandato divino de entrar a Tierra Santa (Palestina). Además, fue para corregirlos y librarlos de los motivos … Sigue leyendo El yermo de los hijos de Israel

Introducción al libro “El yermo o el camino a Dios”

En nombre de Dios, el Misericordioso, el Misericordiosísimo La alabanza a Dios que dijo: {Y no te hemos enviado sino a la totalidad de los hombres como albriciador y advertidor. Pero la mayoría de los hombres no saben * Y dicen: «¿Cuándo será esta promesa, si es que sois veraces?» * Di: «Para vosotros hay … Sigue leyendo Introducción al libro “El yermo o el camino a Dios”